¡Tu mensaje de bienvenida, twitter o publicidad aqu�!

| Suscr�bete v�a RSS

martes, 27 de enero de 2009

¿Cuándo mueren los niños se convierten en Ángeles?

| 137 comentarios |


Hay dos tipos de creación. Dios hizo un mundo físico, material con creaturas de carne y sangre, incluyendo los seres humanos. Asimismo Dios creó seres totalmente espirituales que se nombran Ángeles. Ellos son superiores a nosotros los seres humanos, porque no están limitados por un cuerpo material. Son más inteligentes que nosotros. La Biblia nos dice que Dios utiliza los ángeles como mensajeros a los seres humanos y que existen para alabar y dar culto a Dios.

Siendo que es muy difícil plasmar una representación o imaginar como son los ángeles, muchas veces los pintores y los escritores los representan semejantes a los humanos, con cuerpo y alas.

Los niños que no alcanzaron la capacidad de razonamiento fueron creados como seres humanos. Siempre serán seres humanos. Cuando mueren, no se convierten en ángeles --- una clase de creatura diferente. Así como Jesús no llegó a convertirse en ángel cuando murió y resucitó, así no se va a convertir en ángel ningún ser humano. En este mundo nosotros conocemos y amamos a los niños como seres humanos. Después de la muerte los niños siguen siendo seres humanos.

Cuando las personas hablan de un niño como un ángel en el cielo, ellas realmente están diciendo que el niño era tan inocente, tan puro, tan bueno que el o ella era como “un ángel”. A veces se oye aun hoy en día algunas personas hablando de niños que son especialmente amables o buenos como “angelitos”.

Por muchísimos años ha sido una costumbre el llamar la Misa de cuerpo presente de un niño Misa de Ángeles. Los libros de Misa simplemente tienen una sola Misa por un niño que murió después de ser bautizado y una Misa por un niño que murió antes de ser bautizado. La razón es porque las oraciones por ellos reflejan la inocencia del niño. No se preocupan de la necesidad del perdón y misericordia porque el niño no tenía la capacidad de pecar.

miércoles, 14 de enero de 2009

¿Es pecado mortal cuando un Católico adulto ve películas moralemente ofensivas?

| 1 comentarios |

Son los individuos  que cometen los pecados. Cada persona debe juzgar si una película puede llevarla a cometer un pecado. Para formar su jucio el individuo podrá leer las criticas acerca de la película, hablar con otras personas y juzgar el valor moral de la película viendo su propia experiencia. 

Cada persona debe informar y consecuentemente formar su propia conciencia y obedecerla. 

      Los juicios de otras personas son subjetivos y por eso, a veces no están de acuerdo entre ellos. Diferentes personas y críticos profesionales de cine interpretan de diferentes maneras un sinnúmero de películas; sus evaluaciones morales de las películas son diferentes.

      Algunos elementos en una historia pueden ser moralmente ofensivos sin que la película fuera una ocasión de pecado. Por el simple hecho que un carácter mata a su hermano y se casa con su viuda y el hijo del muerto busca la venganza (como en Hamlet por Shakespeare) no significa que la obra será una ocasión de pecado.

      Según una autoridad el fin de los críticos profesionales de películas y obras teatrales no debe ser el pasar un juicio sino el ofrecer información y evaluaciones para que cada individuo pueda llegar a un juicio personal a base de la información que ha recogido.

      Al fin y al cabo, cada adulto debe hacer el juicio de ver o no ver una película siguiendo su propia conciencia.

sábado, 3 de enero de 2009

El mal y el sufrimiento, ¿por qué existen?

| 4 comentarios |


(por Pbro, Jorge A. Gandur)

Si existe Diosy Él es bueno, ¿por qué existe el mal y el sufrimiento en el mundo?

Es evidente que en la historia de la humanidad encontramos en gran parte una interminable sucesión de sangre, sudor y lágrimas, de dolor, tristeza y miedo, de abandono, desesperación y muerte. Y es natural que nos preguntemos por qué sucede: o Dios quiere eliminar el mal pero no puede y entonces es impotente y no es Dios; o puede y no quiere, y entonces es malo como el verdadero demonio; o ni quiere ni puede, lo que lleva a las dos conclusiones anteriores; o quiere y puede, pero ¿de dónde viene el mal? ¿Por qué Dios no creó un mundo tan perfecto que en él no pudiera existir ningún mal?

Desde la razón y la fe, todas las cosas son buenas en sí mismas, porque han sido creadas y queridas por Dios (el Génesis dice que "Dios miró todo lo que había hecho y vio que era muy bueno"). Por lo tanto aquí tenemos una primera conclusión: el mal no fue creado por Dios, porque tiene otro principio, que aparece en el mundo causado por la creatura inteligente: la desobediencia y la mentira del demonio y del hombre (Génesis 3, 4-6 y Rom 5,19). 

Ante la ausencia del bien en el mal también llegamos a la conclusión de que el mal no es algo genuino en sí mismo sino más bien es el resultado de la ausencia del bien. Existe cuando se decide apartar del bien.

A la vez, si el mal no es un resultado de un principio creador, para que exista tiene que afirmarse en una entidad -en una creatura-, por lo que revela que el mal también termina siendo la carencia de algún bien propio.

¿Entonces por qué el mal influye tanto en una persona? Porque las reglas para vivir en este mundo parten de la libertad. Todo lo creado por Dios es cosa buena. Pero si gracias a la libertad se decide hacerle lugar al mal (a rellenar esa carencia de un bien propio) los resultados estarán a la vista.

Sin embargo, la fe nos da la certeza de que Dios no permitiría el mal si no hiciera salir el bien del mal mismo. Esto Dios lo ha realizado ya admirablemente con ocasión de la Muerte y Resurrección de Cristo: del mayor mal moral, la muerte de su Hijo, Dios sacó el mayor de los bienes, la glorificación de Cristo y nuestra redención" (CEC Compendio, nº 58; CF, 311-314,324).

Su origen

La raíz última de los males del a humanidad está en su propia culpa. Dios quiere eximirnos del mismo dolor físico, que no es natural a nuestra naturaleza.

El pecado original y toda la cadena de ofensas personales desataron sobre la humanidad la historia de sus calamidades que culminaron en el más terrible de los sufrimientos en el infiernos.

¿Por qué permitió que el ser humano pecara por primera vez?

La razón más profunda e inexplicable a la simple visión terrena es que Dios, al realizar la creación, dio a sus creaturas la posibilidad de decidirse en pro o en contra de Él (la libertad), inclusive corriendo el riesgo de que sea rechazado por el hombre (como finalmente sucedió con Adán y Eva)

El mal, en dos versiones

Existe el mal físico, que se origina cuando se origina fuera de nuestra voluntad, como son las catástrofes naturales o la bacteria que nos producirá una enfermedad. 

También existe el mal moral, que sí depende de cada uno de los seres humanos, y que nace cuando usamos nuestra libertad no para hacer el bien, sino para buscar un fin egoísta que implica dañar a otros. Este mal es la fuente de muchos dolores y angustias de la humanidad. Si Dios quisiera impedirlo tendría que quitarnos la libertad, algo que no va a hacer.

¿Siendo Dios tan bueno por qué permite el sufrimiento de los inocentes?

Un niño o un inocente sufre como consecuencia del pecado original. Antes del mismo, el mal no existía en el mundo. Todo era perfecto y armonioso, pero Adán rompió esta armonía con su desobedencia. Allí fue cuando el mal y el sufrimiento entraron en el mundo y existen hasta hoy, porque desde el pecado de Adán y Eva el mundo perdió el orden.

¿Cómo terminar con el mal?

Si queremos luchar contra el mal y desterrarlo del mundo debemos comenzar por nosotros mismos. Somos los responsables de quitarlo del mundo y lo haremos contraponiéndole el bien, es decir, rellenando el vacío del bien con todo lo contrario del mal, que es el acto bueno. Cristo, con su amor a nosotros hasta la muerte en cruz, nos muestra que el sufrimiento es inevitable en esta vida, pero que puede ser una cosa buena y hasta causa de redención eterna. (fuente: semanario Cristo Hoy)

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

Entradas populares

.

Add to Technorati Favorites

Porque creo en tu WEB

La hora

.

Para debatir

Palabra de Vida