¡Tu mensaje de bienvenida, twitter o publicidad aqu�!

| Suscr�bete v�a RSS

martes, 28 de abril de 2009

Qué es la sociedad San Pío X, de Le Febvre

| 0 comentarios |


La historia y la identidad de la Sociedad de San Pío X están muy involucradas con la del arzobispo Marcel Le Febvre. Le Febvre era un arzobispo francés que no aceptó mucho de las conclusiones y pensamientos del Segundo Concilio Vaticano. Rechazó los cambios en la Misa, insistiendo que se retuviera la liturgia de la Eucaristía así como se había decidido en el Concilio de Trento y el Misal (el libro de la Misa) que habían sido aprobados por el Papa Pío V en 1570.   

      Le Febvre  fundó un grupo de seguidores  llamado la Sociedad de San Pío X sin la aprobación papal. Eventualmente fue suspendido por el Papa Pablo VI porque ordenó sacerdotes cuando estaba prohibido hacerlo. Mas tarde fue excomunicado por el Papa Juan Pablo II por haber ordenado obispos que eran sacerdotes de la Sociedad de San Pío X

 sin permiso papal. Muchos de los miembros de la Sociedad de San Pío X siguieron a Le Febvre en la cisma (la separación de la Iglesia encabezada por los Papas).

      Sus miembros se han quedado fuera de la autoridad de la Santa Sede aunque Le Febvre murió en 1991, y ellos todavía rechazan los cambios hechos por el Vaticano II y celebran la Misa en latín y según el Misal de Pío V.

      La sociedad recibió su nombre de San Pío X porque Pío X, al inicio del siglo 20, se puso en contra del “modernismo” en la Iglesia. Le Febvre veía a si mismo y a sus seguidores como el grupo que luchaba contra un nuevo tipo del “modernismo”.

      En 1988 un grupo de la Sociedad de San Pío X que no quiso seguir a

Le Febvre en la cisma formó la Fraternidad de San Pedro. En comunión con la Iglesia sus sacerdotes celebran la Eucaristía según el viejo rito Tridentino.  

martes, 21 de abril de 2009

¿Qué son las “Sociedades por las almas del Purgatorio”?

| 0 comentarios |


Las sociedades por las almas del purgatorio tienen diferentes aspectos. Todas ellas están inspiradas por nuestra fe y la confianza que nosotros podemos ayudar a los difuntos que todavía están en el proceso de purificación antes de llegar a la unión con Dios en su reino celestial.

En algunos casos las parroquias u órdenes religiosos contribuyen un número predeterminado de misas que se celebran a lo largo del año. Mientras que contribuyen a la celebración de las misas los que pertenecen a estas sociedades inscriben o dan una lista de amistades, parientes y familiares para que sean incluidos entre las almas a quienes se celebran las misas.

En otros casos, cuando se acerca el Día de los muertos, se anuncia que se recibirán las ofrendas para las misas celebradas en favor de los difuntos recordando a los familiares y amistades queridos en esas misas.

El dinero recibido será dividido de tal forma que se pagará al sacerdote el estipendio normal y se celebrarán todas las misas posibles por las almas inscritas.

Puede haber otros modos de proceder, pero la idea básica es que las personas hagan una colecta común para recordar a los difuntos en las misas y oraciones a lo largo del año.

martes, 14 de abril de 2009

¿Cuales son los Siete Dolores de la Virgen María?

| 2 comentarios |

Los siete dolores de María son (1) la profecía de Simeón, (2) la huida a Egipto, (3) la pérdida del niño Jesús en el Templo, (4) María encuentra a Jesús en el vía crucis, (5) la crucifixión de Jesús,   (6) María recibe el cuerpo de Jesús cuando lo bajan del madero, y (7) el entierro de Jesús.

      Hay un rosario de los siete dolores de María -tres cuentas y un crucifijo con siete grupos de siete cuentas-. Se reza este rosario empezando con los tres Ave Marías en memoria de las lágrimas que derramó María por los sufrimientos de Jesús, orando para poder obtener el verdadero arrepentimiento de nuestros pecados. Entonces se dice el Ave María en cada grupo de cuentas mientras que se recuerdan los dolores de María. 
      
El rosario termina con el versículo, “Ora por nosotros, Virgen Dolorosa,” y la respuesta, “Para que lleguemos a merecer las promesas de Cristo.” 

viernes, 10 de abril de 2009

Jesucristo

| 1 comentarios |


Vino a salvar al mundo y los suyos le negaron ante Pilatos

Nos enseñó el camino del bien y lo arrastraron por la vía del Calvario
Dio ejemplo en todo y prefirieron a un ladrón homicida
Nació para perdonar y -sin motivo- lo condenaron al suplicio
Llegó por senderos de paz y le declararon la guerra
Era la Luz y lo entregaron en poder de las tinieblas
Traía Amor y le pagaron con odio
Vino para ser Rey y lo coronaron de espinas
Se hizo siervo para liberarnos del pecado y le clavaron en la Cruz
Tomó carne para darnos Vida y nosotros le recompensamos con la muerte

                                          San Josemaría, del texto "Vía Crucis"

martes, 7 de abril de 2009

¿Qué debo pensar acerca del uso de los anticonceptivos?

| 1 comentarios |


Uno de los autores sobre la moralidad sexual más citado es el Padre Philip Keane. En su libro (en inglés) él nos recuerda que la enseñanza oficial de la Iglesia, como se afirma en la encíclica Humane Vitae, es que el uso de los anticonceptivos, que incluyen los condones, siempre y en todas circunstancias es un mal moral grave, objetivamente. 

Sin embargo, alguien que usa en el matrimonio el condón u otro anticonceptivo puede permanecer en la Iglesia y recibir los sacramentos. 

Las razones detrás de esta postura incluyen (1) una consideración del lugar que ocupa la consciencia en la vida del cristiano, (2) la responsabilidad del católico a seguir las enseñanzas de la Iglesia cuando, hablando como Madre y Maestra, su enseñanza no es infalible y (3) lo que el pensamiento teológico sobre el pecado es.  

Todo ésto no va contra las enseñanzas de Humane Vitae que dice claramente que objetivamente el uso de condones y otros anticonceptivos siempre es un mal moral. Subjetivamente, el documento señala que puede haber una variedad de casos en los cuales una pareja católica puede utilizar condones y otros anticonceptivos sin caer en pecado grave. Sin embargo, en casos muy complejos parece ser que la mayoría de los teólogos que estudian la moral se orientan a decir que no se puede determinar la moralidad del acto sexual sin tomar en cuenta todas las circunstancias que llevan a la pareja a usar anticonceptivos.  Esta postura no va de acuerdo con la conclusión de la encíclica Humane Vitae que dice que no existen ningunas circunstancias en las cuales el uso de condones u otros anticonceptivos puede ser moral. 

      Recientemente en la visita que hizo el Papa a África dijo que no se debe usar anticonceptivos porque la finalidad del matrimonio es la unión de la pareja y la procreación. Probablemente él hablaba desde el punto de vista objetivo. Pero después, al ver la reacción del mundo católico, parece ser que le faltó indicar que hay casos particulares/subjetivos como el SIDA (que es un problema fuerte que se vive actualmente en África y otras partes del mundo) que serian una excepción, según lo que parecer ser la opinión de la mayoría de los moralistas católicos. 

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

Entradas populares

.

Add to Technorati Favorites

Porque creo en tu WEB

La hora

.

Para debatir

Palabra de Vida