¡Tu mensaje de bienvenida, twitter o publicidad aqu�!

| Suscr�bete v�a RSS

sábado, 22 de noviembre de 2008

¿Por qué debemos ir a la Iglesia?

| |

Hace algunos años, cuando la persecución comunista en la Unión Soviética empezó a desvanecer, se llegó a conocer una información interesante acerca de la Iglesia y la practica de la religión en los países comunistas. En una entrevista se reveló que durante los anos de dominación comunista los Católicos de Ucrania se juntaban en secreto los domingos. Usualmente no hubo un sacerdote presente; pero, se reunían para orar juntos y rezar el rosario. La persona entrevistada dijo que ellos creían que juntarse para orar era tan importante que llegaron a pensar que si no lo hacían era un pecado. ¡Se juntaban semanalmente a pesar de las dificultades y peligros que implicaba el orar juntos!

      ¿Por qué  era tan importante reunirse para orar juntos? Obviamente porque sentían la necesidad de expresar su dependencia en Dios, para reconocer que Dios es el Señor de toda la creación y que gobierna con amor. Ellos sentían la necesidad de expresarlo como comunidad y de buscar el uno en el otro el animo y fuerza para perseverar en la fe y en el servicio al Señor.

      Las personas han sentido estas necesidades y el deseo de adorar a Dios como comunidad desde hace muchísimos siglos. Tal vez creían en muchos dioses o no tenían ideas claras de Dios; pero, las familias y las tribus adoraban y ofrecían sacrificios a El. El patriarca o líder actuaba como sacerdote e intermediario. Los arqueólogos  han encontrado evidencia de sitios especiales de culto por todo el mundo. Algunos de estos sitios tienen miles de años.

      Durante el Éxodo los hebreos cargaron el Arco de la Alianza, lo llevaban con ellos y lo ponían en una tienda de campaña cuando no estaban en marcha. Mas tarde el rey Salomón construyó el Templo de Jerusalén como sitio apto para el Arco y para dar culto. Fuera de la ciudad de Jerusalén se encontraban las sinagogas donde los Israelitas llegaban para orar y leer la palabra de Dios juntos.

      Los primeros cristianos----así como Jesús había ordenado----se reunían en sus casas o casas-iglesias para celebrar la Eucaristía, el amor y la bondad de Dios.

      Durante los primeros siglos los lugares en donde los cristianos daban culto no eran públicos. Daban culto en secreto por miedo a ser perseguidos. Pero, cuando Constantino alcanzó el poder en Roma los cristianos empezaron a edificar iglesias. Fue Constantino mismo que construyó la famosa basílica de San Juan de Letrán en Roma. Además, Constantino ordenó que se construyeran iglesias en Palestina en los lugares asociados con los acontecimientos especiales de la vida de Jesús. La idea de sitios particulares para dar culto es muy antigua.

     En las cartas de San Pablo y los escritos de los ‘Padres de la Iglesia’  es evidente que el ir a una iglesia los domingos y en otras ocasiones para celebrar la Eucaristía (ir a misa) inicio poco después de la resurrección de Jesús. El celebrar la Eucaristía es obedecer la orden de Jesús de “hacer esto en memoria mía.” Nos recuerda las palabras de Jesús: ‘donde dos o tres se reúnan en mi nombre, yo estaré con ellos’.

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

Entradas populares

.

Add to Technorati Favorites

Porque creo en tu WEB

La hora

.

Para debatir

Palabra de Vida