¡Tu mensaje de bienvenida, twitter o publicidad aqu�!

| Suscr�bete v�a RSS

jueves, 26 de marzo de 2009

Por qué el preservativo no es la solución

| |


Autor: Carlos Pi, L.C. | Fuente: GAMA Análisis y Actualidad / Es.Catholic.Net


Los preservativos no son la solución para el SIDA.  El Papa no dijo nada nuevo. Medios de comunicación, gobiernos, organizaciones… le han criticado por no reconocer el problema real del SIDA ni querer afrontarlo directamente. ¿Han leído lo que dijo Benedicto XVI?

El problema del SIDA es doble: por una parte, cómo evitar la difusión de esta enfermedad, que en algunos países es galopante; por otra parte, la atención a los que sufren esta enfermedad. El Papa dio una solución para ambas problemáticas: a la primera, humanizar la sexualidad (y aquí venía su crítica a los preservativos); a la segunda, la cercanía, amor y cuidado de todos los que sufren. Y en ambos campos, la Iglesia es pionera y punta de lanza.

Es un hecho que el mayor factor para la difusión del SIDA es la promiscuidad sexual. Los preservativos no pueden ser la solución, pues además de no ser 100% seguros contra la transmisión de enfermedades venéreas, promueven la promiscuidad, elevando así el riesgo de contagio.

La Organización Mundial de la Salud informaba hace algunos años que la proporción de fallo del condón para la transmisión del SIDA oscila entre el 10 y el 30%, dependiendo de si se emplea de manera consistente y correcta o no. Nótese que, incluso utilizándolo de manera correcta, hay siempre un riesgo nada despreciable de contagio. Con estos datos, la Dra. Helen Singer-Kaplan, de la Universidad de Cornell, concluía que "confiar en los preservativos es coquetear con la muerte". 

Por su parte, el Harvard´s Center for Population and Development Studies llegó a la siguiente conclusión en un estudio realizado sobre este tema: tras veinte años de experiencia, no hay ninguna prueba de que los preservativos ayuden a disminuir el SIDA; más bien parece lo contrario. 

La mejor forma para detener el contagio es la abstinencia. Y esto no sólo lo demuestra la lógica más evidente, sino también los hechos. Tenemos el ejemplo de Uganda, donde el SIDA avanzaba de modo imparable con los planes de reparto masivo de condones, hasta que el presidente optó por cambiar estrategia e impulsó la educación en la castidad: promoviendo la abstinencia sexual antes del matrimonio y luego la fidelidad conyugal, se lograron reducir en un 65% las relaciones sexuales “casuales”, disminuyendo así la prevalencia del virus HIV en un 75% entre los jóvenes de entre 15 y 19 años, en un 60% entre los de 20 y 24 y en un 54% en el conjunto de la población. Los hechos hablan por sí mismos.

Pero a menudo, cuando se habla del SIDA, se olvida a los enfermos que lo sufren. El Papa no les ha olvidado y la Iglesia tampoco. Me gustaría saber qué hacen todos aquellos que dicen que la Iglesia no hace nada para combatir el SIDA: a cuántos enfermos han ido a visitar, consolar, animar, ayudar… Esto sí lo hace la Iglesia. 

La Iglesia sí se compromete con los que sufren. Basta ver a tantos misioneros, tantos religiosos y religiosas que lo han dejado todo (patria, familia, carrera, dinero, posibilidades de éxito…) para ir a cuidar, curar y acompañar a sidosos, leprosos, tuberculosos… poniéndose ellos mismos en riesgo de contagio, con el único deseo de llevar un poco de amor a esas personas que sufren tanto. Se calcula que el 25% de la atención mundial a enfermos de SIDA la ofrece la Iglesia Católica. Ningún otro estado, gobierno o institución se acerca, ni de lejos, a este compromiso con el mundo del sufrimiento.

Éstas son las soluciones que ha propuesto el Papa, soluciones que sí han sido y están siendo eficaces. No como el preservativo, que sólo sirve para que algunos hagan negocio. Ante los datos tan evidentes a este respecto, surge la pregunta sobre la intención de quienes promueven el uso de preservativos contra el SIDA: ¿se trata de ayudar a la sociedad africana o de aprovecharse de ella? Si se quiere ayudar, que se invierta más en educación, sistemas sanitarios, higiene y menos en condones. Que se renueve y humanice la visión que occidente tiene de la sexualidad, y que haya un verdadero compromiso con los que sufren esta enfermedad.

Si querés comunicarte con el autor de este artículo escribí a cpi@legionaries.org  

Más información sobre este tema aquí


4 comentarios:

Pablo dijo...

me cuesta creer lo que acabo de leer, de mas esta decir que no coincido en lo absoluto con usted ni con la iglesia, siempre retrograda y fuera de la realidad. El sida en africa constituye una de los mas grandes flagelos que vive la humanidad y la actitud de la iglesia de negar proteccion causa miles de muertos. es como si a una persona que va en moto le dicen: "no andes en moto, pero si andas en moto, no uses casco" La iglesia tardo 500 años para pedir disculpas por la inquisicion, 30 años para pedir disculpas por su intervencion en el holocausto judio, cuantos años pasaran para que pida perdon por los muertos por SIDA??

ainoseista dijo...

A mi no me sorprende, siempre la iglesia ha sido un lastre para la sociedad, sino fuera por ella en lugar de haber llegado a la Luna en 1969 hubieramos llegado a Marte. Es muy peligroso que se mezclen las supersticiones de la edad de bronce con la salud de la gente en el siglo XXI.

MGS Comunicaciones dijo...

Gracias a la abstención, además de no tener Sida, soy feliz porque estoy casado con la mejor mujer del mundo.
Como nadie experimenta ésto, entonces no se cuenta. Se cree que uno muere cuando renuncia al sexo libre, que trae como consecuencia matrimonios separados y familias infelices. ¿Acaso ésto no es real?
Amigos: viene bien revisar la conciencia y no tener miedo a hacer las cosas bien por uno y por los demás.

Patinio dijo...

Yo sin la abstencion (y sin seguir los dictados de la Iglesia catolica o sea uso preservativo), NO tengo SIDA, y estoy casado con una gran mujer, los dos nos hemos permitido disfrutar de nuestra sexualidad de una manera adulta y responsable antes de estar juntos. Ahora MGS dice que por tener sexo sin estar casados somos malas personas??

Blogumulus by Roy Tanck and Amanda Fazani

Entradas populares

.

Add to Technorati Favorites

Porque creo en tu WEB

La hora

.

Para debatir

Palabra de Vida